"Supongamos que hubiese sido investigado, encausado, acusado y condenado por tales hechos.

2024-06-30

 

Iguales dice. “Ja”

 

Hoy quisiera hacer pública una reflexión que desde hace tiempo me viene rondando por la cabeza. Y no lo hago desde la suposición, sino desde la más triste de las realidades. Supongamos que alguno de ustedes, en su juventud, hubiese cometido alguna tontería, como, por ejemplo, comprar un teléfono móvil de dudosa procedencia a algún personaje que, por supuesto, no hubiese estado en disposición de facilitarle factura alguna. Dejémoslo ahí.

Supongamos que hubiese sido investigado, encausado, acusado y condenado por tales hechos.

Que su pena hubiese sido la de prisión y que, por ser primerizo en tales malas artes, le hubiesen suspendido la estancia en ese lugar especial en el que hubiera tenido tiempo de sobra para leer. Y todo ello, durante un largo recorrido temporal en el que hubiese madurado, estudiado, se hubiese echado una pareja, montado una casa e, incluso, hubiese tenido algún lloroncete. Y que, cosa habitual, en el transcurso de un par de años le hubiesen pillado alguna vez por algún problemilla con la seguridad vial. Resultado: billete seguro a una habitación compartida, tres comidas y patio soleado. Ahora la reflexión: Si esto lo hubiese hecho en nombre de la república catalana… En fin.  ¿De verdad cree que todos somos iguales ante la ley? Pues eso…


 

Para dar tú opinión tienes que estar registrado.

Comments powered by CComment